ALFAROFIA 2º ASALTO
ALFAROFIA 2º ASALTO, PESCANDO BAJO LA LLUVIA.

  

Llegamos a Alfarofia poco después  del amanecer, con los primeros rayos de sol que se dejaba ver entre las nubes, la temperatura era muy calida y el viento prácticamente inexistente.
Había elegido con anterioridad el puesto numero tres, pues en mi anterior visita, en tan solo un DIA con mi amigo Víctor habíamos conseguido un total de ocho picadas y pensaba pescarlo de la misma manera, esta vez con Pauli Cagoendioslo. En esta ocasión, además contaríamos con el  barco cebador de Pauli, que seria de gran ayuda, además de la barca de remos del lago, teníamos dos días de pesca por delante con todo el lago para nosotros solos y no pensábamos desperdiciarlos, tenia como reto superar los diez kilos de la visita anterior una espina que tenia clavada y quería sacarme.
Mientras nos dedicábamos a montar cañas y aparejos recibimos la visita de Joao Carlo gerente del lago de Alfarofia, a pesar de que me alegre de verle, no nos dio muy buenas noticias, tan solo cinco capturas el fin de semana con todo el lago ocupado no era para ser demasiado optimistas, pese a todo nuestro animo no decayó y apostamos por hacer las cosas bien desde el principio, y decidimos trabajar en equipo es decir con las cañas que disponíamos cubrir la mayor cantidad de agua posible y luego ir repartiéndonos las picadas, así de esta manera ninguno de los dos quedaba condicionado a pescar en una zona determina del lago, y poco a poco fuimos distribuyendo cañas con el barco cebador, en la junquera de la derecha, en la orilla de enfrente, y en la zona mas profunda del lago cada una de ellas con su porción de cebado correspondiente, una vez listas las cañas montamos el Biwi rápidamente pues el cielo ya se había cubierto por completo y era seguro que la lluvia antes o después haría acto de presencia, cuando de repente suena una alarma.... y el tensor empieza a subir, sin pensarlo cojo la caña y no toco pez, no podía creerlo, la primera picada fallada, volví a dejar la caña sobre el trípode, esperando tener la misma suerte.
Siempre digo que la primera picada es la mas difícil y ya la teníamos, sin embargo parecía que las circunstancias estaban cambiando, el viento se levantaba y empezaba a llover, por falta de comida que se quedo en Salamanca, fui a comprar a Badajoz, cuando volvía al lago la lluvia caía a cantaros desde hacia rato, llovía y llovía y no podíamos hacer otra cosa que esperar, en una pequeña tregua de la lluvia, observamos gran actividad del bass cerca de la orilla y monte una pequeña cuchara en una caña sobrante, al segundo lance tenia uno, le deje a Pauli y otro, y otro mas que locura, pero sufrí un pequeño accidente al clavarme la potera del artificial en la mano y se nos acabo la diversión, en lo sucesivo pese a intentarlo nos fue imposible clavar ninguno más.

   
Quería sacar las cañas de los boiles fuera del agua para ver la actividad del cangrejo pero en estas circunstancias era imposible sin acabar mojado, esperaríamos, aunque ya quedaban pocas horas de luz, pensábamos que quizás por la noche tendríamos alguna picada, pero no hizo falta llegar a la noche para oír la segunda picada, salí corriendo bajo la lluvia y esta vez si la tenia clavada, además parecía un pez importante, Pauli salio a cubrirme con un paraguas de grandes dimensiones, cuando  otra caña empieza a chillar, en la junquera de la derecha, me apresuro yo solo a sacar mi pez, y me impresiona la primera vez que la veo, a la segunda a la sacadera, pe...pepino, la lluvia se hacia más intensa por momentos, daba igual, en esos instantes, mientras tanto Pauli se estaba trabajando su pez y fui en su ayuda, otro gran pez , en cinco minutos nuestra suerte había cambiado con un doblete increíble bajo la lluvia de 17 y 15 kilos respectivamente, además de batir los dos nuestros records personales, esos momentos de felicidad plena...


   

Tras dejar las carpas en sacos de retención, llego el completo cambio de ropa, tuvimos que esperar mas de una hora para volver a poner las cañas en acción, esta vez con la ayuda de la barca de remos debido a la oscuridad y a la distancia en la que pescábamos, la lluvia empezó de nuevo, durante la noche cuatro picadas más de nuevo salida en barca, y ya contábamos tres peces cada uno, aunque de menor tamaño entre 5,5kilos y 8,8, entre ellas una royal de seis kilos.

                             

A las nueve de la mañana y tras la dura noche de peces y remos otra picada, esta era mía, y fue otra bonita carpa común de 12,600. De nuevo a sacar líneas, por lo menos ahora teníamos el barco cebador, los boiles no aguantaban durante la noche por lo que dejamos de usarlos, solamente mantendríamos una caña durante el DIA, a todo esto la lluvia seguía y seguía, para la siguiente picada hubo que esperar hasta mediodía, otra carpa de tamaño  para Pauli  10,200 y otra para mi poco después de tamaño menor.  

       
 
Las carpas estaban muy activas y picaban de DIA, genial, dos horas después otra doble picada, Pauli primero logro llevar a la moqueta una carpa de unos ocho kilos y medio, yo sin embargo apenas la había movido del sitio, luchaba por meterse en los juncos de la otra orilla y yo luchaba porque no lo hiciera, así estuvimos  luchando cada centímetro durante varios minutos, se negaba a ceder, una vez fuera de la zona peligrosa, en la otra orilla, pensaba que se dirigiría a la derecha a las otras junqueras pero no fue así, se mantuvo en aguas abiertas peleando cada metro, tal solo durante unos segundo aflojo y le recupere algunos metros rápidamente, pero de nuevo volvió a ponerse dura y a ejercer presión, todavía estaba a 50m, yo lo tenia muy claro que era un gran pez pero no sabia cuanto, a veinte metros de la orilla subió a la superficie, fue entonces cuando vi que se trataba de una carpa royal,  parecía que ya lo había dado todo y se rendía, sin embargo aun pego dos buenas carreras, por fin acabo dentro de la sacadera, al final no fue tan grande y dio un peso de 13,300, pero sin ninguna duda esta ha sido una de las carpas que más he disfrutado por su pelea, fue increíble
   

La tarde después de esto  transcurrió tranquila con dos picadas mas, una carpa muy bonita de de 7 kilos para Pauli y el primer pez desanzuelado después de doce picadas para mi, ósea que pase picada y le tocaba de nuevo a Pauli,  la lluvia fue intensa por momentos, ya metida la noche, decidí que cenaríamos barbacoa pese a todo, pese a la lluvia, pese haber dejado la carne en casa... pues el DIA anterior lo que volví a comprar fue carne cruda... y en hora escasa que el cielo dejo de mojarnos logramos encender el carbón y asar algo de carne, las carpas tampoco querían ponerlo fácil y durante el asado tuvimos la tercera doble picada de la sesión donde volvimos a juntar dos peces en la moqueta, uno de ellos por encima de los diez kilos, de nuevo tocaba remar y esta vez el chaparrón me copio en mitad del lago una putada, pero a estas alturas el agua ya no nos afectaba demasiado, casi casi nos salen aletas,  aun nos quedaba toda la noche por delante. El cansancio pudo con nosotros y decidimos dormir suponiendo que las carpas seguirían activas y habría movimiento durante la noche, pero como esto es Carpfishing las carpas decidieron tomárselo con calma esa noche y casi que lo agradecimos, solo sonó una alarma a las 5 de la mañana, pero el amigo Pauli estuvo lento  en la salida y la carpa soltó el cebo, pasa picada... amaneció y tocaron alguna de las cañas de lejos pero no arracaba ninguna, todavía seguía lloviendo a las diez de la mañana y queríamos salir de allí antes de las doce, por suerte el cielo empezó a clarear y pudimos ir recogiendo trastos poco a poco, medio secos medio mojados,  aguantando las cañas para el final del todo, pero la picada no acabo de llegar, así que hay quedo la cosa 17 picadas, para 14 carpas con 6 peces por encima de los diez kilos, todo un éxito, Tras despedirnos de Joao gerente del Lago partimos a casa con ganas de volver, durante el viaje para variar un poco, llovió, pero con dos cojo......
Espero haberos entretenido un poquito con la lectura, que os haya gustado, para mi una de las mejores sesiones que he pasado y llevo unas cuantas...
solo me queda decir "cagoendioslo"  todas fueran así a pesar del agua.
Carpfishing.....Carpfishing......Carpfishing.

OSCAR BORREGO.
 

Publicidad
 
 

 

 
Hoy hemos tenido 1 visitantes en WESTCARP
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
subir imagenes subir imagenes